Fisioterapia y suelo pélvico. ¿Qué relación tienen?

Fisioterapia y suelo pélvico. ¿Qué relación tienen?

¿Qué nos aporta la fisioterapia a nuestro suelo pélvico?

Antes que nada vamos a explicaros qué es el suelo pélvico. 

Se trata del conjunto de músculos y ligamentos que tenemos situados en la zona baja del vientre y en la pelvis. 

¿Y por qué son tan importantes?

Pues son los que nos hacen de soporte para todos los órganos pélvicos (vejiga, útero y cuello uterino, vagina y recto) y se encargan de funciones como la continencia, estabilizar la zona lumbar e intervenir en la postura.

Los problemas que nos pueden causar su debilitamiento se dan tanto en hombres como en mujeres, pero suele ser predominante en mujeres que hayan tenido varios partos. 

Otras causas que pueden favorecer a su debilitamiento serían por obesidad, cirugías, estreñimiento crónico o deportes de impacto.

¿Y qué síntomas podemos tener al tener debilitado o dañado nuestro suelo pélvico?

Dolor pélvico y lumbar agudo que puede llegar a ser crónico.

Prolapso de órganos pélvicos. Un prolapso ocurre cuando los músculos y los ligamentos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado para el útero. Esto puede causarnos graves problemas ya que el útero se desliza hacia la vagina y en ocasiones puede sobresalir de ella.

Incontinencia urinaria o fecal.

Disfunciones sexuales.

¿Cuáles son las técnicas que se utilizan para tratarlos?

Estos problemas podemos tratarlos, e incluso prevenirlos, con un adecuado diagnóstico especializado en cada persona con fisioterapia.

La fisioterapia uroginecológica es la rama de la fisioterapia que se encarga de valorar, tratar, mejorar y prevenir todo lo que tenga que ver con el suelo pélvico. 

Algunas de las técnicas que se utilizan son: 

Conocer anatómicamente la zona.

Ejercicios abdominales para su fortalecimiento.

Entrenamiento conductual de las rutinas miccionales. 

Terapia miofascial, estiramientos y tratamiento de contracturas.

Ejercicios de entrenamiento muscular dirigidos a la zona, como ejercicios Kegel.

Todo esto nos ayudará a disminuir los dolores, a fortalecer nuestros músculos para prevenir prolapsos y nos preparará para el parto y postparto.

Es importante dar visibilidad a todos estos problemas para ofrecer el mejor servicio y así ayudarnos con nuestra autoestima, salud, comodidad y bienestar. 

 

Hemos añadido este nuevo servicio a nuestras clínicas, para los problemas, la solución.

Si quieres una cita personalizada puedes pedirla en el enlace que os dejamos a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra