Claves para comprar un zapato con éxito

CLAVES PARA COMPRAR UN ZAPATO CON ÉXITO.

Seguramente todos recordemos cuando de pequeños nos compraban zapatos y nos decían eso de “a ver dónde queda tu dedo” mientras nos apretaban el primer dedo del pie para ver si el zapato nos quedaba pequeño o no.

En consulta nos encontramos muchos pacientes con calzado inadecuado, así que vamos a ver en qué hay que fijarse a la hora de comprar un zapato nuevo con éxito y no fracasar en el intento.

¿Cuál es nuestro dedo más largo?

No todos tenemos el primer dedo más largo que el primero, por eso tenemos que fijarnos en cuál es nuestro dedo más largo, ya que desde el final de ese dedo hasta el final del zapato debe quedar un centímetro.

Un calzado más pequeño ayudará a desarrollar dedos en martillo o uñas despegadas.

¿La plantilla del zapato se puede sacar?

Si la plantilla del zapato se puede sacar, es buena opción sacarla y poner el pie encima para comprobar que queda un centímetro hasta el final de la plantilla.

¿La puntera respeta el ancho de mis dedos?

Lo ideal es que el primer dedo quede lo más recto posible, ya que, si el zapato lo tuerce hacia adentro, será más probable desarrollar juanete con los años.

Además, cuanto más apretados quedan los dedos, más riesgo hay de que aparezcan los dolorosos callos entre los dedos.

¿La suela es flexible?

Durante la marcha nuestro pie se dobla, por lo tanto, la suela también debe poder doblarse.

Si es muy gruesa, trabajarán mucho más ciertos músculos que no están preparados para ello y podremos sufrir de tendinitis y fascitis plantar

¿Tiene mucho tacón?

¡Qué decir de los tacones! Todas sabemos que no es el calzado más saludable ni para el pie, ni para la espalda, ni para las rodillas.

Te recomendamos por ello, que intentes reservarlo para fechas especiales y te pases a un calzado más respetuoso para tu pie con un tacón bajo de máximo tres centímetros para el día a día.

Las suelas planas tampoco están mal, aunque requieren una adaptación y no resultan cómodas a todas las personas.

¿El contrafuerte es muy duro?

Cuanto más duro sea el contrafuerte, más probabilidad de que nos roce el talón.

¿De qué material son?

Si además son de un material flexible y que transpira, ¡mejor que mejor!

Evitaremos presión sobre los dedos, sudoración excesiva, mal olor e infecciones por hongos o bacterias

Carrito de compra